Discos para amoladora

Una parte fundamental de la amoladora es el disco. Aquí te contamos lo que debes tener presente cuando compres uno y los tipos que existen para que puedas decidir cuál es el que más te interesa.

Discos-para-amoladora

 

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir el disco adecuado?

La elección del disco cuando queremos utilizar una amoladora para cortar es fundamental, pues es el que se encarga de cortar el material. Para que compremos el más adecuado debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Medida del diámetro de la amoladora: existen de varios diámetros (115,125, 180 y 230 mm). Lo más importante es elegir el disco que se va a adaptar a nuestra amoladora. En el caso de las mini amoladoras, si cuando compramos no tenemos claro el diámetro del disco, hay que comprar el de 115, pues es el pequeño y seguro que se adaptará a nuestra herramienta en cuestión. El diámetro interior del disco es importante, pero esto no es problema, pues la mayoría de las amoladoras tienen un eje interior que oscila entre 22 y 23 mm.
  • Material donde trabajaremos y la finalidad del propio trabajo: depende del material donde trabajemos y si vamos a cortar o desbastar, elegiremos un disco u otro.
  • Uso que vamos a darle: cuando hay que elegir, cobra gran importancia el uso que le demos, pues existen de muchas calidades y precios. Si el uso es ocasional o para trabajos simples. Habrá que elegir un disco más económico, que supondrá una inversión no muy grande. Si el trabajo es de mayor importancia en cuanto a acabados, exigencia, rapidez, etc. habrá que optar por un disco de mayor calidad, que hace posible una mayor duración y un menor coste por corte.
  • Capacidad máxima a la hora de trabajar: se debe asegurar que la capacidad máxima de trabajo del disco sea superior a la de nuestra máquina.

En el mercado hay varios tipos de discos:

Discos abrasivos

Por lo general suelen estar compuestos de carbono, carborundum o corindón. Existen varios tipos dependiendo del material en el que vayamos a trabajar:

  • Los de piedra se usan para cortar todo tipo de materiales de construcción. Pese a que cortan todo tipo de materiales, en algunos da poco rendimiento y se desgasta rápido.
  • Los de metal se usan para cortar y desbastar toda clase de material.
  • Multicorte universal: estos hacen posible cortar toda clase de materiales en sus necesidades básicas, lo que hace posible que no haya que cambiar cada vez de disco.

Cuanto más se adecúe el disco al material, el trabajo será más sencillo. La importancia del grosor en estos discos es clave, pues dependiendo del uso, podremos utilizarlo para cortar o desbastar. Se pueden encontrar discos desde 0.8 mm hasta 8 mm o incluso más. Los discos más finos se pueden usar para cortar materiales duros como el acero inoxidable, para cortes limpios cuando se necesitan buenos acabados, etc. Los discos más gruesos se usan para desbastar.

Ver Precios de Discos Abrasivos

 

 

Discos de lámina

Este tipo consiste en un soporte de plástico o fibra de vidrio donde vienen fijadas las láminas de tela abrasiva, que están dispuestas en forma de abanico y están superpuestas parcialmente. Valen para lijar y pulir, contando con acabados excelentes.

Ver Catálogo Discos de Lámina

Discos de widia

Estos discos se fabrican en acero y tienen unos dientes con widia en sus puntas. Normalmente se usan para cortar madera. En muchos casos pueden incluso llegar a cortar madera con clavos. Es necesario tener precaución al cortar con discos de widia en amoladoras, pues pueden ser bastante peligrosos.

Ver Catálogo Discos de Lámina

 

Discos de diamante

Este tipo de discos se fabrican en acero y tienen unas pastillas de diamante en la parte externa. Se usan para el corte de materiales de especial dureza con gran velocidad y de forma precisa. Hay muchos discos según el material a cortar y dependiendo de la calidad del disco.

Por ello, a veces la elección de un disco de diamante tiene cierta complejidad. El precio de los discos de diamante varía mucho dependiendo de la calidad del diamante, cantidad y la concentración del mismo, así como la altura del segmento o del tipo de soldadura.

Existen de corte en seco y en húmedo. Para las amoladoras suele usarse por lo general discos de corte en sexo. Aunque no es necesario, se pueden usar con agua, algo de gran beneficio, pues el disco se calienta menos, dura más, el corte es más limpio y no se hace polvo. Lo malo de los discos de corte en húmedo es que no pueden usarse nunca en seco.

Hay dos subgrupos al hablar de discos de diamante:

  • Discos universales: se les llama “General Obra”. Hacen posible el trabajo adecuado con los materiales que se suelen usar más en la construcción.
  • Discos para materiales específicos: fabricados especialmente para cortar materiales como el mármol o la porcelana. Ofrecen un acabado y eficacia de alto nivel. Destacamos que duran mucho si los utilizamos de forma adecuada.
    Los discos de diamante es posible que tengan varios acabados (tipos de rin): vemos los más comunes:
  • Discos continuos: en estos todo el exterior del diamante es continuo. Suelen usarse casi siempre para alcanzar un acabado óptimo en los trabajos que necesitan de gran delicadeza en el corte, como cuando se trabaja con porcelanatos esmaltados. Este disco evita que se astille el material en el corte, siendo su velocidad de corte menor.
  • Discos segmentados: Son los que tienen segmentos que se separan por espacios. Un aspecto positivo es que tienen una refrigeración mayor. Con ello tienen mejores prestaciones, destacando en velocidad de corte, más rendimiento y duración del disco. El acabado por el contrario es menos fino.
  • Discos turbo (láser): Este tipo de discos tienen las bandas almenadas. Pueden ser segmentados o no segmentados. Su característica es que son un punto medio entre los segmentados y los continuos, ofreciendo una velocidad media con acabado medio.

Ver Catálogo Discos de Diamante

Como has podido ver, tiene gran importancia cuando seleccionamos un disco mirar su etiqueta, pues ella te da la información que necesitas, material para el que vale, diámetro exterior, interior, grosor, la velocidad máxima a la que puede trabajar, etc.